Grupos de Autodefensa en México, una flama muy cerca del pajar

grupos

Sergio Morales
“Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho. Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los Plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo en sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial”.
Artículo 17 (Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos).
Autodefenderse es ilegal. Cuando un mexicano es atacado en su país, este debe acudir al estado para que le provea la defensa y la seguridad que este requiera (debemos acudir a la policía o al ejército). El principal objetivo del estado es brindar seguridad en la vida y bienes de la población. Lo que significa que antes que pavimentar calles, inaugurar torneos deportivos, arreglar el alumbrado público, etc, etc, el gobierno en sus tres niveles debe preocuparse por nuestra seguridad.
¿Pero qué pasa cuando el estado es incapaz de proveer esa seguridad?
Es así como nacen los Grupos de Autodefensa, que son personas armadas con rifles, pistolas, machetes y palos entre otras armas caseras. Se supone que la única finalidad de estos grupos debería ser la de combatir a la delincuencia organizada que azota terriblemente nuestro país. En teoría, lo más parecido a un Zapata de la Revolución o a un Robin Hood en el lejano Reino Unido.
Ilegal, incorrecto y peligroso por cualquier lado que se le desee analizar.
Imaginemos que uno de estos grupos armados esté dirigido por un maniático asesino que lo único que le importa es ver correr la sangre sin ninguna preocupación por la justicia, las leyes o el bienestar de los mexicanos. Imaginemos que un supuesto líder de estos grupos, se alucina con el poder y de pronto se le antoja a él y a su grupo armado ser los que secuestren y maten a las personas. Total, a final de cuentas no hay un organismo que los vigile ni tampoco alguna autoridad que los rija porque la principal autoridad que es la Constitución Mexicana pues ya la rompieron desde el momento en que se pronunciaron.
Dijo Napoleón Bonaparte “El que no conoce su historia está condenado a repetirla” Las Autodefensas Unidas de Colombia nacieron de la misma manera y terminaron siendo grupos paramilitares apoyados por el narcotráfico. “Ojo” que en México ya se detectaron militantes de la delincuencia organizada infiltrados en estos grupos de Autodefensa.
Se supone que si el estado es incapaz de realizar su principal función (protegernos) lo que este debe de hacer es renunciar pero obviamente esto no sucederá. Bueno y entonces… ¿Cómo vamos a defendernos? O como dijo el chapulín Colorado ¿Y ahora quien podrá ayudarnos? Una cosa si es segura, los Grupos de Autodefensa no. Definitivamente habrá que encontrar otra solución.
Recientemente hemos visto en la televisión manifestaciones pacificas de este tipo de grupos armados, pero no hay que olvidar que incluso para estas manifestaciones el estado provee policías armados además de la ayuda del ejército. Imaginen que de pronto a un tipo radical (de los muchos que abundan en este tipo de eventos) se le ocurra disparar su pistola o su rifle delante de los soldados o la policía. Imaginen la tragedia que podría pasar y lo que esto desencadenaría.
Es una flama muy cerca del pajar.

1558 Total Views 1 Views Today

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Day Care SAC banner

Related posts